Seleccionar página

Por Araceli Cepeda

El célebre Dr. Edward Bach ( 1886-1936) fue un médico muy sensible y observador que a través de su práctica clínica fue elaborando la teoría de que los estados de ánimo y algunos razgos de carácter influían en los tipos de enfermedades que las personas padecen, de ahí su interés en encontrar remedios naturales que apoyaran la salud emocional de la gente.

A lo largo del siglo XX sus aportaciones fueron cobrando importancia y su sistema floral conocido como “Flores de Bach” fue recomendado por la Organización Mundial de la Salud en 1977 como un sistema de curación alternativo.

La salud femenina es el pilar en que descansa el bienestar familiar y social. La salud física y emocional de las mujeres debe ocupar un lugar primordial en el interés personal y social ya que las múltiples funciones femeninas nutren el desarrollo pleno de nuestra sociedad.

Hace doce años que el Sistema floral mexicano “Florara.Herencia Floral Mexicana” y los alumnos del diplomado de formación de terapeutas florales de Los Talleres de Coyoacán, diseñaron una fórmula a la que denominamos “femenina” pensando en la prevención de las diversas enfermedades que pueden afectar el sistema reproductor femenino y dicha fórmula ha mantenido su eficacia durante todo este tiempo y es una de las fórmulas más solicitadas del sistema floral.

Entre las flores que integran esta fórmula se encuentran: el elixir floral de manzano, limón y jazmín, tratando de cubrir el sentido de aceptación del sistema reproductor así como contribuir al equilibrio de la humedad, circulación, limpieza y defensas de esta delicada zona, además de elixir de granada que favorece el desarrollo del sentido de amor y cuidado por sí misma que cada mujer debe poseer a la vez que permite minimizar cualquier problema femenino  relacionado con su genitalidad como: menstruaciones irregulares, miomas, fibromas, leucorrea, sequedad vaginal, etc,etc.

Y por último integramos a esta fórmula el elixir del zacate silvestre que detiene todo tipo de sangrados incluidas las hemorragias menstruales que a veces nos ocasionan mucho malestar y posibilidades de anemia. El uso de esta flor ha favorecido la reducción de esta problemática.

Así que esta fórmula ha resultado de gran apoyo para la salud integral de las mujeres ya que permite enriquecer la imagen de nuestra feminidad de manera suave, clara y contínua.

Existen otros elixires florales tanto en el sistema de Flores de Bach y en el sistema Florara que apoyan el bienestar femenino, como frigidez, depresión, maltrato, anorexia o bulimia, hablaremos de ellas en próximas colaboraciones.